La Malla de Sombreo HORTOMALLAS puede Aumentar la Producción de Tomate

He estado experimentando con el uso de mallas de sombreo OBAMALLA en tomates durante los últimos 5 años y han funcionado muy bien para aumentar la producción comercializable de muchos cultivares diferentes de tomates en un 20-50%. Yo uso una malla filtrante al 30% (usar más del 30% tiende a reducir la producción y el tamaño del fruto del tomate). La malla se coloca sobre la parte superior de las estacas de tomate y se sujeta en ambos extremos (Figura 1). Sé que esto no parece práctico, pero solo se debe cubrir la cuarta parte superior de la planta (no se muestra), lo que significa que un cultivador podría usar una malla con un ancho de 4 pies y tan larga como quisiera. Las mallas se pueden utilizar una y otra vez durante muchos años; las que estoy usando han estado en uso por 5 años. La malla ayuda a las plantas de tomate a superar condiciones climáticas muy estresantes, es decir, altas temperaturas con puntos de rocío altos e incluso lluvias intensas en mucho mejor estado que las plantas que no estaban cubiertas.

Figura 1. Malla de sombreo sobre una sección de una hilera de tomates.

La Figura 2 muestra parte de una hilera (con la línea roja) que se había cubierto con malla durante seis semanas en comparación con la hilera contigua que no se había cubierto: el mismo cultivar plantado el mismo día. Elegí arbitrariamente esa sección de la fila para la malla en Junio. Se puede ver cuánto mejor se ven las plantas que estaban cubiertas que las que no estaban cubiertas. El beneficio de usar las mallas es un aumento en la calidad y el tamaño del fruto del tomate, rara vez en el número de frutos.

Figura 2. Parte de la hilera de tomates (con línea roja) que se cubrió con malla vs la otra que no fue cubierta.


La Figura 3 muestra los contenedores de cosecha de frutos de tomate con el contenedor a la izquierda de plantas que se cubrieron desde finales de junio hasta julio, mientras que el contenedor de la derecha fue de plantas (mismo cultivar) sin cubrir. Estos experimentos se replicaron 4, 6 e incluso 8 veces en el campo durante varios años y los resultados fueron siempre los mismos: un aumento en la producción comercializable cada año. Algunos años fue un aumento del 18,9% y algunos años fue un aumento del 47,7%. Una vez que las plantas están cubiertas, la malla puede permanecer en el resto de la temporada hasta la cosecha. Rociamos a través de la malla con fungicidas e insecticidas. Las enfermedades foliares se redujeron para las plantas bajo sombra en comparación con las plantas fuera de la sombra. No estoy sugiriendo que un cultivador sombree todo un campo, pero puede seleccionar algunos de sus cultivares que tienen buen precio, pero son propensos a producir tomates feos durante condiciones climáticas estresantes y sombrearlos.

Figura 3. Recipientes con cosecha de frutos de tomate; el contenedor de la izquierda de las plantas cubiertas con sombra y el contenedor de la derecha de las plantas que no estaban cubiertas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *